miércoles, 25 de julio de 2012

Artículo en prensa sobre la novela: "Entre la Media Luna y la Cruz"


EL GUERRERO DEL ANTIFAZ EN LAS NAVAS DE TOLOSA

La novela: Entre la Media Luna y la Cruz reinventa el personaje clásico de Manuel Gago y lo sitúa tres siglos antes.

Texto: Carlos Plaza. LA GACETA DE INTERECONOMÍA. 15/07/2012

Entre los caballeros templarios que lucharon en la batalla de las Navas de Tolosa, había uno que destacaba por ir cubierto con un antifaz. Se caracterizó porque combatía a los musulmanes con arrojo suicida, muy superior al que mostraban el resto de los cristianos que combatían en inferioridad numérica.
Su conversión del Islam al cristianismo, y su entrada en la Orden del Temple, le convertían en un monje guerrero. Este hombre era conocido como el Guerrero del Antifaz. Evidentemente todo lo que acaban de leer es ficción. En primer lugar porque el Guerrero es una criatura imaginaria, el personaje de tebeo ideado por Manuel Gago. Y, en segundo lugar, porque el personaje actúa casi dos siglos y medio después, en la época de los Reyes Católicos. Pero, por un capricho literario, aparece en la Navas de Tolosa, gracias a la pluma de Juan Ramón de Luz en su novela: Entre la Media Luna y la Cruz.
De Luz profundo conocedor de la crucial batalla, se ha inspirado en el original Guerrero del Antifaz, para crear una sugestiva versión del cruzado sin nombre que, al amparo del anonimato se le otorga una máscara, lucha por la cruz contra el infiel… y contra su pasado.
Y es que a pesar del cambio de escenario y de época, el Guerrero del Antifaz que combate a los almohades en las Navas de Tolosa tiene el mismo origen que el que sirve en las filas de los Reyes Católicos: ambos vivieron en la corte mora hasta que su madre, cristiana, les confiesa que el rey no es en realidad su padre. El rey moro, al conocer tal confesión, mata a la mujer, creando un monstruo enmascarado que se dedicará a combatirle hasta el final de sus días como venganza y expiación.
La gran diferencia es que el original combatía en los últimos momentos de la Reconquista, con el sarraceno ya casi derrotado, y en la versión de Juan Ramón de Luz, combate en el punto de inflexión de las Navas.
El Guerrero del Antifaz, original de Manuel Gago, comenzó a publicarse como tebeo en 1944. El héroe hijo del Conde de Roca, ignora su origen y se considera hijo de Ali-Kan. A lo largo de sus aventuras luchará primero contra los cristianos y luego contra los musulmanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario